20 jul. 2012

Chile y EE.UU. revela detalles sin precedentes sobre Cuásar

Chile y EE.UU. Revelan Cuásar

Tres telescopios de dos continentes se conectaron para capturar las imágenes más nítidas jamás hechas del centro luminoso de una galaxia remota, el cuásar 3C 279 que se encuentra a más de 5 millones de años luz de la Tierra y es el hogar de un agujero negro supermasivo con una masa de alrededor de 1 mil millones de veces mayor que el Sol.

La imagen que se observa es una impresión artística del cuásar 3C 279. Los cuásares son los brillantes centros de las galaxias distantes, alimentados por los agujeros negros supermasivos.

"Este cuásar contiene un agujero negro con una masa de alrededor de mil millones de veces la del Sol, y está tan lejos de la Tierra que su luz ha tardado más de cinco mil millones de años en alcanzarnos", informa el 18 de julio el Observatorio Espacial Europeo (ESO) en Chile.

"El equipo fue capaz de sondear escalas de menos de un año luz a lo largo del cuásar, un logro destacable para un objetivo que se encuentra a una distancia de miles de millones de años luz", agregan los astrónomos de ESO.

La imagen se logró con el uso de un proceso especial de la interferometría (VLBI o Interferometría de Base Muy Larga), un equipo internacional de astrónomos vincularon al equipo de "Atacama Experimento Pathfinder '(APEX) en Chile, con otros dos telescopios en los Estados Unidos: el equipo sub-milimétrico (SMA) en Hawái y Telescopio Submilimétrico (SMT) de Arizona.

Con eficiencia, los tres se convirtieron en un solo telescopio, tan grande como la línea de base o la distancia entre ellos.

Las observaciones son 2 millones de veces más finas que la visión humana, con una claridad de alrededor de 8 mil millonésimas de un grado.

Este logro es un paso importante para el Telescopio Event Horizon, "un proyecto, cuyo objetivo entre otros, es conectar varios telescopios a la materia oscura del agujero negro en el centro de la Vía Láctea.

“La sombra (materia oscura) una región oscura vista en contraste con un fondo más brillante, está causada porque la luz se dobla a causa del agujero negro, y sería la primera evidencia observacional directa de la existencia de un horizonte de sucesos en un agujero negro, la frontera a partir de la cual ni siquiera la luz puede escapar”, informa ESO.

El equipo del estudio explica que APEX es la culminación de tres años de duro trabajo en la ubicación de este telescopio, que se encuentra a 5.000 metros de altitud, en el llano de Chajnantor, en los Andes chilenos. En este lugar la presión atmosférica es tan solo la mitad de la que existe a nivel del mar.

Para hacer que APEX pudiera llevar a cabo las recientes observaciones del tipo VLBI, un grupo de científicos de Alemania y Suecia instalaron nuevos sistemas de adquisición de datos, un reloj atómico muy preciso y grabadoras de datos presurizadas, capaces de grabar 4 gigabits por segundo durante muchas horas bajo condiciones ambientales extremas, lo cual supone un reto.

Posteriormente estos datos, de alrededor de 4 terabytes por telescopio, fueron enviados a Alemania en discos duros y procesados en el Instituto Max Planck de Radioastronomía, en Bonn.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Comparte este artículo en Twitter, Facebook, Google +1 si te ha gustado...