6 jul. 2012

Ártico: una imagen que puede ser la última


No es nuevo el hecho de que la Tierra está cambiando. El cambio climático es un proceso natural del planeta, sólo que el hombre lo acelera con la emisión de gases de efecto invernadero (GEI), y una de sus consecuencias es el derretimiento de los polos, por lo que esta vista del Ártico podría cambiar en tan sólo veinte años.
La imagen fue armada a partir de 15 fotografías tomadas por el satélite Suomi NPP de la NASA.

El satélite Suomi NPP


Este satélite está en una órbita polar alrededor de la Tierra a una altitud de 824 kilómetros. Su objetivo es recoger datos relativos al cambio climático a largo y corto plazo.

El satélite Suomi es resultado de una asociación entre la NASA, la NOAA y el Departamento de Defensa de Estados Unidos. Este satélite amplía y mejora los registros de datos del sistema terrestre establecidos por los satélites del Sistema de Observación Terrestre (EOS por sus siglas en inglés) que han proporcionado una visión crítica de la dinámica del sistema terrestre: nubes, océanos, vegetación, hielo, tierra y atmósfera.

El satélite despegó a bordo de un cohete United Launch Alliance Delta II desde el Complejo de Lanzamiento Espacial 2 en la Base Aérea de Vandenberg en California el 28 de octubre de 2011.


El deshielo de los polos


El aspecto más intrigante de esta nueva imagen del Polo Norte es que este podría ser uno de los últimos tiempos en los que vamos a poder obtener una imagen como esta. El hielo de la capa polar ártica está desapareciendo rápidamente.


Las dos imágenes anteriores ilustran cómo el hielo marino perenne (la parte de la capa de hielo ártica que sobrevive hasta el verano) se ha reducido desde 1980 hasta el 2012.

Un ejemplo de este fenómeno es que el Paso del Noroeste que une el Océano Pacífico con el Océano Atlántico a través de las islas del norte de Canadá es libre de hielo y abierto a buques durante semanas o meses, al igual que el Paso del Noreste que une el norte de Rusia con la parte oriental de Groenlandia.

La velocidad de desaparición del hielo polar es más rápida que la prevista por los modelos: el último Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático predijo que el Océano Atlántico podría estar libre de hielo recién en los veranos de los años 2070 a 2100, pero en realidad lo más probable es que ocurra entre 2030 y 2050.

Debatir sobre el cambio climático no alcanza, es hora de cambiar de actitud, porque Tierra hay una sola.

Fuente: ojocientifico.com

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comparte este artículo en Twitter, Facebook, Google +1 si te ha gustado...