15 jul. 2012

Las reversiones magnéticas podrían estar causadas por el crecimiento asimétrico del núcleo terrestre


Según un estudio de Peter Olson y Renaud Deguen de la Universidad Johns Hopkins de Baltimore, Maryland, el crecimiento asimétrico del núcleo terrestre podría explicar por qué el campo magnético cambia de dirección cada pocos miles de años.

Las imágenes sísmicas del núcleo interior de la Tierra revelan una dicotomía este-oeste. Esta dicotomía se ha interpretado como un crecimiento asimétrico, donde una mitad del núcleo sólido terrestre está creciendo, mientras que por el otro lado se está fundiendo. Actualmente el campo geomagnético que se origina en el núcleo, está también ligeramente desviado. Según los modelos desarrollados, el eje del dipolo magnético está desplazado del centro terrestre unos 500 Km. El dipolo geomagnético se ha movido al hemisferio oriental de la Tierra en los últimos dos siglos y también ha disminuido en intensidad. Sin embargo, la reconstrucción del campo magnético de los últimos 10.000 años, muestran que el dipolo había tenido anteriormente un desplazamiento hacia el oeste, y retrocediendo más aun en el tiempo, existen evidencias de otro movimiento anterior hacia el este.

“Lo que encontramos interesante en nuestros modelos es la correlación entre estos cambios transitorios [] y [las reversiones del campo magnético de la Tierra],” dice Olson. “Estamos especulando sobre la existencia de esta conexión, pero el caos del núcleo nos va a impedir que hacer predicciones precisas durante mucho tiempo.”

Bruce Buffett, de la Universidad de California, Berkeley, dice que los autores presentan una fascinante prueba de concepto con su modelo.
“Están sugiriendo con mucha cautela que tal vez este rápido cambio, de alguna manera está indicando el inicio de una reversión”, dice. “Como pueden imaginar si el campo magnético colapsase tendría consecuencias desastrosas para los sistemas de comunicación y redes de energía”.


Fuente: newscientist.com

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comparte este artículo en Twitter, Facebook, Google +1 si te ha gustado...