24 jun. 2012

Vitaminas, ¿a quién creer?

Existe desde hace años una gran campaña dirigida por las empresas farmacéuticas y coreada por los medios de comunicación para evitar que la gente abunde en el uso de dosis ortomoleculares, o grandes dosis de vitaminas (hidrosolubles), como la vitamina C. El Codex Alimentarius (ver abajo referencias) es un programa enmarcado en el mismo objetivo de que las personas empleen la medicina preventiva y usen fitoterapia y tratamientos vitaminicos para recuperar el equilibio de su salud.


Después de venir tomando yo vitamina C en grandes dosis (2-5 gramos) durante los últimos 15 años y viendo el efecto positivo que ejerce sobre el sistema inmunitario y el tratamiento y prevención de enfermedades, y después de conocer el trabajo absolutamente impecable de Linus Pauling y de otros investigadores al respecto, envío con este post una señal a aquellos que en medio de la avalancha mediática no saben muy bien qué hacer con las vitaminas.

Es evidente que un sector que se lucra en la enfermedad no puede estar muy feliz de ver cómo la gente aprende a tratar su propia salud de forma preventiva, económica y efectiva.




0 comentarios:

Publicar un comentario

Comparte este artículo en Twitter, Facebook, Google +1 si te ha gustado...