10 jul. 2012

Web Bots: el nuevo Profeta del Internet?


El proyecto Web Bots se originó a finales de los años 90 de la mano de Clif High y George Ure, como un sistema de rastreo de Internet para predecir tendencias en los mercados financieros. El algoritmo que utiliza es sencillo. Rastrea la red en busca de palabras clave que mantiene en un diccionario, y dinámicamente analiza cuales de esas palabras adquieren más peso en un momento dado.

El sistema es indudablemente una buena idea, si se trata de utilizar con su finalidad original. Si se observa una tendencia sobre palabras como crisis, inflación, quiebra, terrorismo, guerra, conflicto, etc, parece que lo más recomendable es desinvertir en renta variable y pasar el capital a renta fija o a activos refugio. Lo malo es que esta herramienta se empezó a utilizar con otros fines.

Llevando su invento al extremo, Ure y High proclamaron que los acontecimientos que ocurren en el mundo real pueden ser anticipados mediante Web Bots.

Se le atribuya a esta herramienta el haber predicho los ataques del 11 de septiembre, el desastre del Columbia, el terremoto del Índico del 2004, el huracán Katerina, y alguno más.

Lo cierto es que también ha fallado en muchos otros, como el colapso del dolar en 2011, un terremoto en Vancouver en 2008 o la tercera guerra mundial en 2010. Estos últimos fallos se mencionan menos.

El sentido común nos dice que un algoritmo de búsqueda que analiza el contenido de páginas web publicadas en todo el mundo, tiene una cierta capacidad para identificar tendencias, pero en absoluto puede prever el futuro, en la medida de que nadie de los que publicamos esas páginas podemos preverlo.

Las previsiones acertadas son además vagas, y sujetas a interpretación interesada, de la misma manera que se interpretan las cuartetas de Nostradamus. En junio de 2001 desde web bots se dijo que un acontecimiento que alteraría la vida se produciría en los próximos 60 o 90 días y cuyo efecto se sentiría en el mundo entero. Esta profecía sería válida en cualquier momento, y fácil de acertar, ya que es raro que en 3 meses no pase algo de relativa importancia. Podría aplicarse en 2009 a la pandemia de la gripe A, en el 2010 a la actividad volcánica, en el 2011 a la crisis económica o en el 2012 al increíble éxito de la roja en el Europeo de fútbol.

Por supuesto, las predicciones para este año son otras muy distintas. Toca fin del mundo para el 21 de diciembre, ya sea por un cambio de polaridad de la Tierra, o por la detonación de bombas nucleares. No podía esperarse otra cosa, y vosotros, lectores de este blog, sois bien conscientes de ello. Si las mentiras que se han escrito en estos últimos años sobre el 2012 se lanzasen al aire simultáneamente, no se vería el sol.

Hago una predicción (sí, la mentira bot). Este año web bots se pegará un nuevo batacazo. Pero de eso la gente se olvidará pronto.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comparte este artículo en Twitter, Facebook, Google +1 si te ha gustado...