12 jul. 2012

Una tinta que desaparece motiva a los lectores a terminar más rápido los libros


¿Se acumulan los libros sobre su escritorio, repisa o mesa de noche esperando desesperadamente que los abran?

Para alentar un poco más a los lectores, una editorial argentina está imprimiendo una antología de autores latinos con una tinta especial que desaparece después de dos meses de abrir la cubierta. Una vez que la tinta entra en contacto con el sol y el aire, las páginas del “Libro que no puede esperar” se vuelven blancas. “Y eso le brinda a los autores nuevos la posibilidad de recibir la atención que necesitan para sobrevivir”.

“Los libros son objetos muy pacientes. Los compramos y esperan a que los leamos. Días, meses e incluso años. Y eso está bien para los libros. Pero no para los autores nuevos. Si el público no lee su primer libro, nunca llegarán a publicar el segundo”.

Y aunque este es un concepto muy original, la eternidad que generalmente acompaña a los libros tradicionales queda descartada. Aún así, y gracias al éxito de “El libro que no puede esperar”, los editores buscan utilizar esta plataforma experimental en más títulos.

Fuente: blogs.tudiscovery.com

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comparte este artículo en Twitter, Facebook, Google +1 si te ha gustado...