7 jul. 2012

"Google es una CIA privada", dice exasesor de Estado de EE.UU.


Omnipresente en la vida digital, referencia en innovación y primera opción para millones de usuarios, Google es en realidad la encarnación de un poder maléfico que tiene como fin el dominio del mundo a través del control sin piedad de todos los ciudadanos.
Palabras más, palabras menos, tal es la tesis que divulga el consultor norteamericano Scott Cleland, que se encuentra en Brasil para presentar, por primera vez fuera de EE.UU., su libro "Search and destroy, Why You Can't Trust Google" (Busque y destruya, por qué no puedes confiar en Google, en traduccion libre).

"Google es una CIA Inc", le dijo Cleland a Terra, haciendo un paralelo entre la cantidad de información que el buscador de internet acumula sobre los usuarios de sus servicios y los archivos sobre ciudadanos que se le atribuyen a la central de inteligencia norteamericana.

"El usuario más seguro es el usuario informado y cuidadoso. No el que confía ciegamente en internet, menos aún el que confía en Google", remarcó Cleland, al desglosar los motivos por los que, respecto del buscador, "es mejor ser desconfiado que crédulo". Entre esos motivos, el investigador -que ha llevado sus denuncias contra la empresa hasta el Congreso de Estados Unidos en tres oportunidades- cita un estudio de la ONG Privacy International según el cual esa compañía queda en el último lugar entre 23 firmas líderes de internet en lo que se refiere a respeto de la privacidad.

Además, enumera Cleland, "hay que tomar en cuenta que al presentar sus resultados Google prioriza información provista por sus anunciantes". Ello pone en tela de juicio la ética de la corporación que "utiliza su slogan 'don't be evil' (no sea malo, en libre traducción) para disfrazar sus prácticas", denuncia.

El autor, que es consultor de clientes corporativos de Fortune 500 (la lista anual de empresas norteamericanas por el volumen de sus negocios, realizada por la revista Fortune) ilustra tales prácticas con una frase del propio presidente de Google, Eric Schmidt: "Existe una línea siniestra (...) y la política de Google es ir lo más posible hasta esa línea siniestra, pero no cruzarla". "Google patentó un método para rastrear el modo en que usted utiliza el mouse de su computadora. Finge ser un cordero inofensivo y ha elegido como mascota un tiranosaurio Rex, el ejemplar prehistórico más depredador conocido", dispara el autor en su presentación.

En su trabajo "Search and destroy" Cleland presenta ese otro lado de la historia de la compañía, una "superpotencia solitaria de internet", que se ha convertido en la empresa "que más información ha compilado en toda la historia, además de haber inventado numerosos modos de utilizarla". En las casi 400 páginas del libro, su autor -que fue asesor del Departamento de Estado de EE.UU. en Políticas de Información y Comunicación y es considerado actualmente el analista independiente número 1 por inversores institucionales- lanza afirmaciones puntualmente documentadas con más de 700 fuentes.

"La compañía hasta ahora no ha respondido a mis acusaciones", le dijo Cleland a Terra. "Cuando responda, deberá también responder por lo que hace".

Fuente: noticiaspe.terra.com.pe

1 comentarios:

  1. Mucha razon, igual que fb hace un perfil psicologico por pais....

    ResponderEliminar

Comparte este artículo en Twitter, Facebook, Google +1 si te ha gustado...