29 jun. 2012

NUEVO DESCUBRIMIENTO MAYA HACE REFERENCIA AL FIN DE LA ERA EL 21 DE DICIEMBRE 2012


El grupo de investigadores que trabaja en el proyecto de excavaciones de la Ciudad Maya La Corona, en el norte de Guatemala, conocida en los antiguos escritos como el misterioso “Sitio Q”, anunciaron ayer el descubrimiento de un glifo de los años 1.300, que ofrece una segunda referencia al 21 de diciembre 2012, en el Calendario Maya.
"Marcelo Canuto (Director del estudio) y Tomas Barrientos encontraron el texto más largo jamás descubierto en Guatemala; está tallado sobre las medidas de la escalera, y registra 200 años de la historia de la ciudad La Corona”, destaca David Stuart, director del Centro de Mesoamérica en la Universidad de Texas, en Austin. Stuart fue parte de una expedición en 1997, que exploró por primera vez el sitio.

El escrito maya se refiere al año 2012 en un sentido cosmológico muy amplio, según el análisis expuesto en el estudio de la Universidad.

"Esta fue una época de gran agitación política en la región maya, y este rey se vio obligado a aludir a un ciclo mayor de tiempo que finaliza en el año 2012", explica David Stuart.

"En tiempos de crisis, los antiguos mayas usaron su calendario para promover la continuidad y la estabilidad, en lugar de predecir el apocalipsis", destaca Marcelo A. Canuto, director del Instituto Americano de Investigación de Tulane y co-director de las excavaciones en La Corona.

Para el director, "este texto habla más sobre la historia de la antigua política, en lugar de la profecía".

Otros mayistas anónimos entienden que las fechas apocalípticas son una advertencia al ser humano, y que la continuidad se puede producir si la sociedad cambia su comportamiento, para no ir derecho a la destrucción.

Mientras que los investigadores Canuto y Barrientos descifraban los nuevos hallazgos en mayo, David Stuart reconoció la referencia de la fecha del año 2012 en un bloque de escalera que lleva 56 jeroglíficos finamente tallados, informa la Universidad.

Ahí también se conmemora una visita real a la Corona en el año 696 por el gobernante maya más poderoso de la época, Yuknoom Yich'aak K'ahk 'de Calakmul, sólo unos pocos meses después de su derrota ante Tikal, su rival desde el año 695.

Se cree que este gobernante se encontraba de visita para disipar los temores después de su derrota, agrega el informe.

El Proyecto Regional Arqueológico La Corona (PRALC) se lleva a cabo en la foresta tropical del norte de Guatemala desde 2008 con la participación de Marcelo Canuto, investigador de Tulane y Tomás Barrientos de la Universidad del Valle de Guatemala. El estudio se enfoca en las excavaciones de la “Clásica Ciudad Maya Corona” conocida solamente con un misterioso signo de “Sitio Q”, destaca el Instituto Tulane.

Ellos dirigieron estas excavaciones en sitios previamente devastados por los saqueadores.

"El año pasado nos dimos cuenta de que los saqueadores de un edificio en particular habían descartado algunas piedras talladas porque estaban demasiado erosionadas para venderse en el mercado de antigüedades", dijo Barrientos, "Así que sabíamos que nos encontraríamos con algo importante, pero también pensamos que podría haberse perdido algo".

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comparte este artículo en Twitter, Facebook, Google +1 si te ha gustado...